Alberto el gato

24 febrero 2006

Stan y Robbie (Singulares exploradores galácticos) se publico en el Canarias 7 hace ya unos cuantos años. Para mí, publicar este material era y es muy importante. Era la primera vez que trabaja con un guionista profesional y encima de la talla de Francisco Pérez Navarro (Súper López, Total Hero, Mentat) me daba... que sé yo... un poquito de miedo, pero empezaron a llegarme guiones y le eche mucha cara y más trabajo al asunto. Mi intención era hacerlo lo suficientemente bien como para publicarlo más tarde en un tomo. Juan Padrón, un buen amigo, se encargo del logo. Pérez y yo engrasamos la maquina y... una página por semana durante dos años aproximadamente. Aun no ha podido ser, pero no pierdo las esperanzas de publicarlo de nuevo en un recopilatorio.
¿Crees que estas páginas siguen siendo frescas hoy día?




15 febrero 2006

Cuidado que hoy ando un tanto metafísico... bueno, ahí voy.
Yo, Alberto, el dibujante de cómic entre otras cosas, tengo muchos maestros. Al principio eran perfectos desconocidos a los que copiaba sin parar: Harold Foster, Frazetta, Moebius, Barry Winsor-Smith, Hermann, Corben. Pasó el tiempo y claro empezaba a tener otras dudas existenciales, también muchas relacionadas con el dibujo, con la composición, con la planificación de página, el color... Y mis primeros maestros; A) No me conocían de nada. B) No me conocían de nada. C) No me conocían de nada y D) Vivían a tomar por culo. Sin contar a Harold, que por aquella época ya debía de estar descansando plácidamente en el Valhalla.
Frustrante ¿no?.
Tengo que decir que mi amado hermano Pipo, un extraordinario artista plástico, me ayudó muchísimo con el dibujo, la perspectiva y mil cosas más, pero no quería saber nada del cómic.
Mis dudas seguían estando ahí y me impedían seguir aprendiendo. Y como reza el dicho: “cuando el discípulo esta preparado, el maestro aparece”... vale, es algo pretencioso, ok... o eso, o el azar o mi tozudez, porque mis nuevos maestros aparecieron y a pesar del ridículo que soportaba haciéndome pasar por su escolta personal (este dato es real y se puede constatar), estaba decidido a aprender todo lo que pudiera de ellos. Así fue como Lorenzo F. Díaz, Francisco Pérez Navarro y Jordi Sempere entraron en mi vida y se convirtieron en mis tutores personales, sin ellos saberlo, claro.
Sigo estudiando a otros dibujantes de distintos estilos y con mucho talento: Rubén Pellejero, Pascual Ferry, José Luis Agreda, Mignola, Steve Rude, Oeming, y un largo etcétera.
Pero como ustedes comprenderán, no es lo mismo. Por eso, desde aquí les mando un fuerte abrazo y les juro tener el cómic prometido, preparado para este próximo salón.
Y estoy en disposición de hacerlo constar principalmente porque si no es así, el guionista, mi gran amigo Pedro Rdguez Carballido, además de dejar de ser mi amigo, me mandará a casa un ninja esloveno para partirme la cara con sus katanas, sus estrellitas y toda la pesca.
Unas cuantas páginas para abrir boca.


03 febrero 2006

Conocí a Bob Schreck en el pasado Salón del Cómic de Barcelona. El hombre llevaba una dura jornada a sus espaldas; toda la mañana y la tarde viendo carpetas de aspirantes y profesionales del cómic. Fue un viernes, y yo era el último en enseñársela. Me acompaño mi buen amigo y guionista Pedro Rdguez; mi ingles es más bien nefasto tirando a nulo y él me ayudo con las traducciones. La verdad, pensábamos encontrarnos con un gruñón cansadísimo y deseoso de ver mis dibujos cuanto antes para poder irse al hotel y disfrutar de un merecidísimo descanso. Pero no, todo fue muy distinto. Bob Schreck nos recibió con entusiasmo y muy amablemente. Repaso con mucho cuidado mi carpeta, hoja por hoja para más tarde conversar sobre el futuro de DC, el futuro del cómic y sobre mi futuro. ¿Qué me dijo? Bueno, la verdad es que a él le gusto mucho mis páginas... espero muy pronto poder dar una primicia.
Aquí tienen las páginas que prepare para DC, las primeras ilustraciones tienen un estilo que me va más pero también hice un par de páginas más cercanas a lo que ellos buscan.